Te mostramos una prueba que realizaron los chicos de Xataca y todo lo que va a traer el juego más esperado desde PokemonGo

Diffindo y Protego

Un primer vistazo al juego es un dejà-vu de lo visto con el título de Pokémon: el mapeado es idéntico (también lo vimos en Ingress), y lo único que cambia es el grafismo de gimnasios y poképaradas, que deja paso a posadas y fortalezas con el estilo visual de la saga de Rowling.

Es un juego mucho más profundo y denso que Pokémon Go, lo cual puede ser un arma de doble filo

Podemos elegir una profesión (profesor, auror o magizoólogo) antes de unirnos a las Fuerzas Especiales del Estatuto del Secreto para resolver el misterio de la Calamidad.

Durante el trayecto hay un gran número de ítems que coleccionar, combates varita en mano contra enemigos que van apareciendo por el mundo, hechizos que lanzar… Una larguísima lista de tareas y misiones que empiezan con la simpática aparición de Hagrid en el juego como forma de darnos la bienvenida a casa.

Detalles, de hecho, hay muchos. Por ejemplo, la posibilidad de colocar trasladores, al estilo de Portal, con la bota debajo para poder llegar nuevas ubicaciones de una forma idéntica a como la «veíamos» en los libros y las películas.

Wizards Unite es una vuelta de tuerca más a la realidad aumentada de Pokémon Go: dependeremos incluso de las condiciones climatológicas para poder recolectar ciertos objetos

En cualquier caso, no faltan elementos por todo el juego que evocan a la saga completa y permiten cierta personalización. Por ejemplo, incluye una cámara vitaminada con realidad aumentada (obvio, claro) con la que podremos hacernos fotos superponiendo sobre nosotros prendas o accesorios vistos en las películas y con los colores de cada una de las cuatro casas.

Una vez entramos en materia, el juego tiene dinámicas adaptadas al universo Potter respecto a lo visto en Pokémon Go. Por ejemplo, si en el anterior juego teníamos que perfeccionar el gesto de lanzar la pokéball para aumentar las probabilidades de atrapar al Squirtle de turno, ahora tendremos que recrear con precisión los trazos de varita necesarios para lanzar hechizos. Algunos, como Alohomora, más sencillos. Otros, como el Expecto Patronum, un pelín más complejos.

Si Pokémon Go tenía escenarios en los que poder capturar criaturas concretas, como los acuáticos, en Wizards Unite ocurre algo similar pero con una vuelta de tuerca más: algunos ítems, como ingredientes para pociones, solo podrán ser obtenidos con condiciones climatológicas concretas. Si queremos una poción que mejore nuestras posibilidades de ganar combates, tal vez tengamos que esperar a que llueva o se nuble para poder prepararlas.

Free-to-play y una promesa sobre los micropagos

Cuando responsables de Niantic fueron preguntados por el modelo de monetización de este juego durante su presentación a la prensa, aseguraron que sería gratuito, sostenido con compras in-app… y con la promesa de que todo el juego sería disfrutable sin tener que pasar por ellas, que quedan relegadas a funciones de aceleración de procesos.

Eso sí, todavía no conocemos su fecha de llegada, más allá de saber que llegará durante 2019.

Tech Market, tu fuente de datos sobre el mundo digital.

Fuente: Xataka