Te traemos los  mejores consejos y hábitos que te ayudarán a mantener cuidado tu smartphone, buscando alargar su vida útil al máximo, o al menos todo lo que sea posible.

1.- Utiliza una funda

Las hay de muchos tipos, así que usa la que quieras, pero utiliza una, porque un dispositivo que tienes en la mano tanto tiempo es probable que se caiga o se golpee en algún momento.

2.- Aunque sea resistente al agua, no lo mojes demasiado

Si un día tenes que limpiarlo con agua hacelo, lo mismo si vas a usarlo bajo la lluvia, pero no lo sumerjas sin motivo porque acortarás casi seguro su vida útil.

3.- No expongas tu smartphone a temperaturas elevadas

Por norma general, cuánto más frío esté tu teléfono, mejor. Su batería de litio perderá eficiencia si se somete a temperaturas elevadas, y todos los componentes electrónicos sufren más a medida que se calientan. En un día de sol a pleno, de esos que hasta el teléfono quema, mejor no lo utilices.

4.- Mantén el nivel de la batería entre un 20 y un 80 por ciento

Para cuidar la integridad de la batería, lo mejor no es descargarla completamente ni cargarla siempre al 100%. De hecho, los teléfonos llegan de fábrica con alrededor del 40% de carga, su nivel óptimo para mantenerla estable, y lo ideal es llevarla siempre entre el 20 y el 80 por ciento.

5.- No uses el dispositivo mientras carga

Cargar el dispositivo aumenta su temperatura, y utilizarlo mientras carga la sube todavía más. Si sabemos que la temperatura es el mayor enemigo de su batería, lo mejor es que no uses el teléfono mientras se está cargando.

6.- Apaga las conexiones que no utilizas

Si no vas a utilizar el Bluetooth, el Wi-Fi o el GPS en un momento determinado, lo mejor es que los mantengas desactivados. Tu teléfono gastará menos batería y recursos, y se mantendrá en stand-by por más tiempo, lo que ayuda a protegerlo.

7.- Desactiva la sincronización automática para los servicios que no necesitas

La sincronización automática de datos en segundo plano es una de las funciones que más recursos consume en tu dispositivo, tanto en tiempo de procesado como en conexión a la red de datos. Si no necesitas que una app se mantenga siempre alerta, desactiva su sincronización automática.

8.- No instales aplicaciones sino las vas a utilizar, y no guardes muchos archivos

Ya sabemos que las memorias sólidas son muy robustas y estables, pero tienen una vida útil limitada por tiempo de uso y ciclos de lectura/escritura. Así pues, asegurate de no guardar demasiados ficheros ni de ocupar siempre la memoria casi a tope, guarda los datos en un PC, y si una app no las has usado en los últimos 3 meses, quizás no la necesites instalada…

9.- No utilices apps para limpiar el smartphone

Estas aplicaciones consumen recursos, ralentizan el smartphone y en general se llevan bastante mal con el gestor de recursos nativo de Android. No las utilices, no hacen falta porque Android ya dispone de un gestor, y si necesitas liberar espacio en memoria lo mejor es que tú mismo gastes media hora eliminando lo que no necesites.

10.-Actualiza también tus aplicaciones

Por el mismo motivo, es ideal que mantengas las aplicaciones bien actualizadas desde Google Play Store, pues seguramente nuevas versiones estén más optimizadas y consuman menor cantidad de recursos además de las mejoras implementadas.

Fuente: Andro4all

¿Te sirvieron nuestros consejos?

Te invitamos a visitar nuestro local- Arístides Villanueva 250, Ciudad de Mendoza, para conocer lo último en tecnología. Líderes en Servicio Técnico. Tech Market.